sábado, 17 de agosto de 2013

Magnífico artículo de mi amigo José Carrascosa, Messi si o no?

Apreciados os dejo un artículo muy bueno de José Carrascosa, tiene un blog magnífico sobre psicología del deporte:http://www.sabercompetir.com/extendida.php?id_noticia=139

¿EVOLUCIÓN O INNVOLUCIÓN DE MESSI?


Cualquier jugador ha de saber evolucionar, mejorar en su juego, e incluso estar dispuesto a reinventarse, cambiar su posición o desempeñar un nuevo rol sobre el terreno de juego. Es una exigencia para seguir creciendo en lo deportivo. Leo Messi no es menos a pesar de ser el mejor futbolista del mundo. Cada vez los rivales le conocen más y neutralizan mejor su potencial desequilibrante. Los rivales dibujan ante Messi nuevas situaciones que ha de saber resolver conjuntamente con sus compañeros. Los rivales cada vez le exigen más, le examinan y le obligan a estar alerta y a seguir creciendo en su juego, como sucede con cualquier otro futbolista.
Messi empezó jugando más por banda para aprovechar su regate y capacidad de desborde. Guardiola le llevó al centro, de “falso nueve”, con mayor libertad. Pep lo argumentó desde la inquietud de que Leo se sintiera feliz y más libre sobre el terreno de juego. En una primera etapa funcionó pero el final de la temporada 12/13 ha abierto múltiples interrogantes que el futuro irá resolviendo. Messi ha evolucionado hacia un juego más individualista que coincide con un Barça menos efectivo y más previsible. ¿Qué fue antes, la necesidad de un Barça poco efectivo ha llevado a Messi a ser más individualista o el saberse y querer ser desequilibrante en Messi ha hecho al Barça más previsible? Lo cierto es que su enorme talento progresivamente va siendo menos solidario, estando menos al servicio del trabajo colectivo y más orientado hacia la acción  individual.
Paralelamente Messi manifiesta otros síntomas preocupantes y que alimentan la incertidumbre de cara a su futuro. Terminó la temporada con problemas físicos y tras un verano repleto de compromisos comerciales y miles de kilómetros recorridos parece que inicia la actual otra vez con molestias. Ha sido público su desencuentro con algún compañero que ha acabado saliendo del Barça. Ha de jugar siempre y ha de jugarlo todo, sin que la regulación de esfuerzos y la administración de minutos de juego a lo largo de la temporada tenga que ver con él. Y la llegada de Martino, accidental o intencionada, ha alimentado la sospecha del diseño del equipo en función y al servicio de Messi.
¿Es correcto complacer, mimar y consentir el talento de Leo Messi o habría que ponerle algunos límites? En mi opinión el aprovechamiento del talento exige poner límites. Los límites que imponen tanto el concepto de equipo, como la óptima condición física y el equilibrio emocional necesario para el rendimiento óptimo. El talento cobra sentido al servicio del equipo y se expresa plenamente desde una buena condición física. Además no existe persona alguna que a los 26 años que esté preparada desde el punto de vista emocional para llevar sobre sus hombros la pesada carga que supone la responsabilidad del éxito o fracaso deportivo del Barça. Mimar y consentir al talento va en detrimento de la cohesión interna y del rendimiento colectivo. La messi-dependencia claramente debilita al Barça. Igual que al estudiante brillante se le ha de educar poniéndole límites que favorezcan su aprendizaje afectivo, moral y social para no convertirse en un tirano en su entorno ni ver desperdiciada su inteligencia, el mejor jugador del mundo agradecerá que le pongan límites para un mayor desarrollo, socialización y aprovechamiento de su talento.
¿Dispone Messi de alguna persona de su confianza con autoridad moral sobre él para hacerle ver su posible equivocación?, ¿en el  entorno familiar, entre los máximos responsables del Club, los capitanes, sus amigos…? Es muy importante que el futbolista tenga a alguien en su entorno próximo que se atreva a decirle aquello que precisamente no le gusta escuchar.
Entonces ¿cabría hablar de evolución o de involución futbolística en el caso de Messi? El tiempo irá resolviendo esta cuestión. Evolucionar está asociado a mentes abiertas, receptivas, innovadoras, sacrificadas, humildes, solidarias… que buscan aprender permanentemente, se apoyan en buenos hábitos de trabajo y ponen su talento al servicio de los intereses colectivos.
Paradójicamente la evolución de Cristiano Ronaldo parece llevar una dirección opuesta a la de Messi. Estamos viendo a un CR7 más maduro a nivel personal, más solidario sobre el terreno de juego, menos crispado, más feliz… que coincide con su mejor rendimiento desde que llegara a la Liga. Cristiano está sabiendo evolucionar en el plano personal y emocional, ha dimitido  como soldado de Mou y está disfrutando mucho más de su trabajo en complicidad con sus compañeros. Sin duda, esto le ayuda a ser mejor futbolista.
Al igual que el alpinista desorientado tras haber hecho cima no puede pararse por cansancio y dormir por riesgo a morir por hipotermia, el futbolista desorientado por el éxito no se puede parar o dormir en los laureles pues rápidamente será devorado por la exigencia de la alta competición. El tiempo dirá si la tendencia de evolución o involución se confirman tanto en Messi como en Cristiano Ronaldo.

No hay comentarios: