miércoles, 11 de septiembre de 2013

El caso del COI ...continúa

Apreciados, están surgiendo comentarios, artículos,...temas apasionantes sin duda de la elección de la Olimpiada 2020 y sin duda son para reflexionar y si queremos jugar en el mundo( negocio) mundial para estudiar, según este artículo, la elección de la ciudad estaba acompañada con la del presidente del COI, ¿ es esto posible? es la primera hipótesis a aceptar, porque si es posible, debemos aprender a jugar la partida un poco mejor, luego parece que en toda votación, el proyecto se da por hecho que va a ser un éxito, luego lo que buscan los delegados es el beneficio económico, no tanto para él, ( que puede ser) sino más bien para el país que representa, el tablero crece mucho, pero bueno es parte del juego competitivo , es vital que los Juegos no sean austeros, es vital que los Juegos muestren la fuerza de los Comités, es fundamental que los delegados se lo pasen ...muy bien ( Mensaje subliminal de la Alcaldesa), pero es más importante que algún eurillo se mueva. Os dejo el artículo de Carlos Segovia, es magnífico:http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/contraopa/2013/09/11/pleno-del-jeque-pierde-madrid-y-gana.html

Pleno del jeque: pierde Madrid y gana Bach

El jeque kuwaití miembro del COI certifica su influencia: vencen todas las candiaturas que él apoya.
Ahmad Al-Fahad Al-Sabah, el miembro de la Familia Real de Kuwait, presidente del Comité Olímpico de Asia, se ha consagrado en Buenos Aires como el  más influyente del COI. Al poder de su familia hay que unir que como presidente de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales maneja un presupuesto de 400 millones de dólares a repartir entre los miembros. Todo lo que ha apoyado ha salido y lo que no ha apoyado, se ha estrellado. El jeque apoyó la candidatura de Tokio y se impuso a Madrid y a Estambul. El jeque lanzó abiertamente al alemán Robert Bach como nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional y logró que sus compañeros lo elegiesen por cierto con 49 votos una cifra similar, qué casualidad, a los 42 cosechados en primera vuelta por la capital japonesa frente a los 26 de Estambul y Madrid.
Según declaró un miembro de la delegación japonesa pidiendo anonimato a la agencia nipona Kyodo News "la elección de la ciudad organizadora y el nuevo presidente del COI son un paquete completo". Según manifestó Denis Oswald, derrotado candidato a presidir el COI, "a muchos miembros no les gusta el vínculo entre Bach y Kuwait" y sostuvo que el alemán venía al cargo a hacer negocios.Si a esto unimos que el jeque kuwaití -a la izquierda de la imagen junto al presidente saliente Jacques Rogge y de llamativo parecido a Diego el Cigala-fue recibido como un héroe en la noche del sábado en la sala San Telmo del Hotel Sheraton de Buenos Aires en que la delegación japonesa celebró la victoria de Tokio, no es extraño el fuerte recelo que ha provocado su figura entre los promotores de Madrid.
El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, habla ya abiertamente de la influencia del kuwaití.  Además, el primer ministro japonés,Shinzo Abe, suscribió un alianza petrolífera con Kuwait diez días antes de la elección que consagra a Japón como el primer cliente mundial de petróleo del emirato. Como dato adicional, Mariano Rajoy comentó a miembros de la delegación española que Vladimir Putin ya le había dicho en el g20 de San Petersburgo que Tokio ganaba seguro y que así se lo había revelado Angela Merkel. La canciller alemana se felicitó ayer públicamente de la victoria de Bach, que en su opinión, supone un paso adelante en "la presencia de Alemania en cargos internacionales". Berlín puede presentar candidatura a los juegos de 2024 aprovechando que no tocará ya a Asia.
Es obvio que la candidatura de Madrid debe hacer autocrítica por errores cometidos y también que la sociedad española debe ser consciente del enorme daño a la imagen internacional del país que ha supuesto nuestro monumental crisis económica -el único país en recesión desde el inicio- y nuestra bochornosa tasa de paro. Pero tampoco hay que ser tan quijotescomo para chuparnos el dedo y pensar que el COI decide como una transparente organización moderna en la que gana la candidatura técnicamente mejor puntuada. Si hubiera ganado Madrid con los mismos síntomas que Tokio, habría que investigarlo igual.

No hay comentarios: