jueves, 4 de septiembre de 2014

Interesantísimo artículo de José Felix Díaz en El confidencial.com

Apreciados, el artículo es magnífico para entender el extraño movimiento del Madrid, lo podéis leer en:
http://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/2014-09-04/la-carta-de-despedida-de-di-maria-distancia-a-jorge-mendes-del-real-madrid_185265/
u os dejo lo dicho, lo he sacado de su web :
Ángel di María ha protagonizado uno de los culebrones del verano. Su salida del Real Madrid, a cambio de 75 millones, de euros que pueden llegar a ser 85, acaparó el protagonismo, que se multiplicó cuando el argentino decidió despedirse vía carta en el diario Marca. En el escrito no dejaba bien parado al club y a sus dirigentes, a los que acusaban de no atender a sus peticiones, mientras que confesaba que nunca había pedido marcharse del Real Madrid. La carta sentó mal, muy mal, en la zona noble del Bernabéu. No entendieron sus directivos que el nuevo jugador del Manchester United atacara al club y más cuando el agente que hizo la operación de salida hacia la Premier no era otro que Jorge Mendes, con el que la relación se ha enfriado bastante. Se convirtió en una cuestión de principios.
El mánager portugués es el responsable para Europa de los asuntos deportivos y económicos de Di María, como también lo es de Radamel Falcao. El colombiano ha sido relacionado con el Real Madrid durante los meses de julio y agosto. Algunos hablaban de él como seguro jugador del equipo blanco, extremo que han desmentido desde el Bernabéu. Pese a todo, el nombre ha sonado en la fábrica blanca y era una opción que todos sabían que la tenían ahí como probable. Conocían todos los movimientos que tanto el delantero como el agente realizaban con el único fin de terminar jugando en Madrid y no en el Atlético precisamente. 
La situación por el lado del jugador la creían tener controlada pese a los recelos que levantaban la lesión de ligamentos cruzados que había sufrido en enero (en julio pasó una revisión médica en París que demostró que la recuperación marchaba por buen camino) y pese a esos 28 años que figuran en su pasaporte. Florentino Pérez sabía que estaba ahí y algunos directivos empujaban, pero todo cambió a raíz de la carta de Di María. En el club no entendieron cómo el argentino pudo despedirse de esa manera y más teniendo en cuenta el vínculo de Mendes con la entidad y con su presidente, al ser agente de jugadores como Cristiano Ronaldo, Pepe y Coentrao, o el propio José Mourinho.

Ante este panorama, las puertas del Bernabéu se cerraron para Falcao. Ni la anunciada cesión por doce millones de euros, que terminaban siendo veinte, ni nada. Era una cuestión de principios, de modelo de autoridad y de marcar el territorio. Incluso, durante unos días los dirigentes del Real Madrid pensaron en contestar al argentino, pero con el mercado todavía abierto pensaron que lo mejor era dejar pasar el tema y no crear más polémica de la producida con su adiós, algo parecido a lo sucedido un año antes con la salida de Özil.
La siguiente etapa de este extraño arranque de temporada llegó con las declaraciones de Cristiano Ronaldo en las que ponía en cuestión las decisiones de Florentino Pérez pese a la coletilla final de aceptarlas y acatarlas. Las palabras no gustaron e incluso llegaron a pensar que la ausencia del fichaje de Falcao tenía mucho que ver. Para nada. El delantero cuestionaba los motivos por los que se fue Di María, jugador al que convenció un años atrás para que siguiera en el Real Madrid y al que ha persuadido hasta el último día para que continuaran compartiendo vestuario.

CR7 no entendió que se vendiera a un jugador con el que se siente plenamente identificado. El Confidencial informó en su día de todos los movimientos del portugués para que el interior continuara, a los que Sergio Ramos se sumó, circunstancia que no se ha repetido con las declaraciones del delantero. El segundo capitán dio un toque a Ronaldo y le recordó dónde estaba el club y cuál debía ser la actitud de los jugadores. En este caso, algunos de los que mandan por el Bernabéu también han señalado a su agente de cierta deslealtad, ya que consideran que se podían haber evitado.
Tras todos estos movimientos, la relación entre Jorge Mendes y los diferentes dirigentes del club se ha enfriado. Estuvo presente en los movimientos de salida de Chicharito, pero la gran operación y la que prometió a muchos que haría, incluido el propio jugador, no la pudo llevar a cabo y que no era otra que la llegada de Falcao al Real Madrid.

No hay comentarios: