jueves, 11 de diciembre de 2014

Lo de los insultos y esas cosas

Apreciados, hoy voy a escribir de algo muy diferente a lo que vengo escribiendo, que es de los insultos en el fútbol y lo voy a hacer desde la postura de un padre de varios chavales que juegan al fútbol todos los fines de semana por la sierra marileña.


Mi postura es que el fútbol puede ser maravilloso, si comprendemos de que va el juego, desde hace unos años no voy a ver a mis hijos mayores, entre otras cosas porque no soporto a los padres de los equipos contrarios, que sienten en su deber de llamar a cualquiera hijo de la gran p.... y de crear ambientes infernales para los niños. Para mí eso no es fútbol, eso es una terapia social que elimina toxinas y nos las envían a los demás seres humanos, que con ganas de pasarlo bien, tenemos que aguantar por si acaso.


En cambio voy a ver al pequeño Rodrigo, porque el ambiente es totalmente diferente, se aplaude al contrario cuando hace cosas buenas, se silencia las decisiones del árbitro aunque sean obvias,... eso si es fútbol.


Creo que la decisión del Real Madrid de despedir a esos aficionados es excelente, ha puesto el nivel muy alto, pero se necesita, esperemos que  la Liga se lo tome en serio y que esto cambie a mejor.


Debemos buscar otra actividad para los violentos y que en ella se empleen. Porque dejarles el fútbol para que ellos reinen a sus anchas es muy triste.

No hay comentarios: